Comunicación interna, Pancho Cabanilla, Visión de Negocios

En estado beta permanente

Uno de los vocablos más citados en la actualidad es “emprendedor” y muy en especial en el mundo empresarial, donde con muy buenos ojos se recibe a la persona con ideas innovadoras que puedan generar utilidades y/o beneficios para la comunidad; pero curiosamente la DRAE define la palabra emprendedor como: “Qué emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas”, es decir implica obstáculos a superar.

Gobiernos de diferentes países y conforme a la visión de cada Gobernante, asigna lo que se conoce como capital semilla y miles de millones de dólares se invierten en la formación de jóvenes emprendedores. No muy lejano, el andamiaje empresarial con una visión de Responsabilidad Social y con un “gran interés” en el bien comunitario, gestiona concursos o competencias para premiar con dinero a las mejores ideas.

Pero cuidado, en un mundo de innovación lo que cambia no es el objeto sino la mirada. ¿A dónde voy con esto?. Que debemos estar en alerta para resignificar el mundo y reflexionar sobre este cambio, ahí pueden estar nuestras oportunidades.  Si la RAE me habla de emprendedor como quien resuelve acciones dificultosas, éstas sólo están fuera de las empresas?  ¡NO! Al interior hay muchas y que nos permiten una posibilidad de crecimiento.

El estado Beta permanente es una frase que encontré algunos años atrás en una conferencia de Reid Hoffman, cofundador y Presidente de Linkedin.  “Siempre en fase de prueba, a este estado se le llama Beta permanente”.  Es decir, el estado ideal para cualquier emprendedor que entiende que “Terminado” es un insulto. En otras palabras, al repensar mi trabajo en la empresa puedo definirlo ahora como un lugar donde me pagan por aprender de las oportunidades que encuentro.

Atención: Punto de partida para ese emprendedor: hasta que no tengas claro quien quieres ser, no habrá forma alguna de arrancar.  Claro, porque ningún camino será el acertado y todos los caminos estarán bien!.  A ver, buenas noticias para el arranque. No necesitas permiso para ser tú mismo. Entendámoslo, nuestra misión no es copiar y editar el mundo, es crearlo.  Por eso, pienso que debemos implementar nuestro estado β permanente.

Por Francisco Cabanilla U. Msc.
panchocabanilla@hotmail.com