Sugerencias para vivir en Estado Beta

panchoVivir en estado Beta es vivir  “Siempre en fase de prueba”.

En otras palabras, al repensar mi trabajo puedo definirlo ahora como un lugar donde me pagan por aprender de las oportunidades que encuentro.

La buena noticia para el arranque es que No necesitas permiso para ser tú mismo. Entendámoslo, nuestra misión no es copiar y editar el mundo, es crearlo.  Aquí van algunas reflexiones y sugerencias de lo que pienso debemos implementar a nuestro β permanente.

Observación.- Que nace de la curiosidad propia del ser humano, del derecho a cuestionar lo establecido. Por Dios, ¿en que momento convertimos paradigmas en paradogmas?.

Para observar debemos utilizar los 5 sentidos. No se observa con el sentido de la vista, si no sintonizando todo tu cuerpo con el sujeto o situación analizado. El que se haya hecho así siempre no implica seguir haciéndolo igual, la primera vez que se lo hizo obedeció a un entorno que a lo mejor, no va más. Utiliza más frecuentemente el ¿POR QUÉ?

Concentración.- Lo sé, nada fácil, aún más con tantos distractores. Seguramente lo tienes junto a tí al principal, tu Smartphone. Te propongo iniciar una campaña de desprendimiento e independencia.  Proponte desde pocos minutos al día hasta horas (no valen las que duermes en las noches) apartarte de él. La Gente tóxica también es un distractor, desenchufados de su vida buscan caotizar la vida de otros convirtiéndose en ladrones de su tiempo. Enfócate, una cosa a la vez. Prioriza, como decía el espectacular S. Covey, primero lo primero. Aplica la pregunta, lo que hago, ¿me acerca o me aleja de mis objetivos diarios?  Aprende a decir NO. “Cada vez que dices la palabra NO te vuelves más apuesto, alto y poderoso?”, al decir de Isra García.

Inteligencia.- No, no me refiero a la racional, ni a la emocional. Quiero hacer énfasis en dos necesarias para el estado β.  La inteligencia Colectiva y la Inteligencia en RED. En las organizaciones que aprenden más rápido que la competencia, está el futuro, sostenía Peter Senge en la V disciplina. Pero hay tanto conocimiento en el mundo y hoy circula tanta información en un mundo hipermediatizado que terminamos idiotizados. Requerimos filtrar y es así que cuando compartimos conocimientos al interior de la empresa, la carga se hace menos pesada y más efectiva su metabolización (Inteligencia Colectiva). Se hace necesario ignorar los consejos no solicitados y descartar tantas métricas inútiles y estadísticas informantes que nos vuelven paranoicos.

La inteligencia en RED nos remonta a los vínculos especialmente de fuera de nuestro entorno de trabajo. ¿Sabes dónde está el que sabe? El secreto no es conocerlo todo, es imposible, pero si tener una red, un número DuNBAr realista, de personas a quien acudir. No hablo de tus contactos en las redes que a diario te dicen lo que comen y a qué lugar social van y con quien comparten, te hablo de los que le ponen gasolina a tu vida. Si hacemos un presupuesto del dinero, y tiene sentido porque nos cuesta ganarlo, por qué no hacemos uno de nuestro tiempo y en él incluimos tiempo diario de lectura y/o análisis de información nueva?. Tu meta es “destrozar lo perfecto y habilitar lo imposible”. (Otra vez, Isra García)

Salir de Zona de Confort. Dale, reconoces esto?

  • Practicas siempre el mismo deporte
  • Te reúnes con los mismos amigos el mismo día en el mismo lugar a hablar de lo mismo
  • Bebes y comes siempre lo mismo
  • Lees siempre sobre lo mismo
  • Viajas a los mismos lugares
  • Te dedicas sólo a aquello que estudiaste

¡Sonamos!. Creo que estamos ya en Zona de Confort y como decía el Dr. Mario Alonso Puig, autor de Reinventarse, “es FUERA de la zona de Confort donde se crece”. Y parafraseando con sus libros, Vivir es un asunto urgente y necesitas del coeficiente agallas para hacerlo. Es un tema de decisión, pero no olvides que cada vez que tomas decisiones restringes. No lo puedes separar. A veces es doloroso, pero muchas separaciones son necesarias, no vaya a ser que cuando quieras hacerlo, sea ya demasiado tarde y tus probabilidades sean muy bajas.

Perseverancia.- Escuchaba de un amigo, una anécdota de Thomas Alva Edison en la que citaba,  que al llegar al 999avo intento por encender la bombilla, muchos le decían: pero hombre hasta cuando pierdes el tiempo? Y él respondió es que no se dan cuenta? He aprendido 999 formas de NO hacerlo, sé más que los demás…..al siguiente intento, ¿qué creen?…..encendió. No sé cuántos intentos habrán sido, pero estoy seguro que de haber estado nosotros al tercero tirábamos la toalla. Es que de eso se trata de no detenerse.

La perseverancia implica el hecho de tener la humildad de aceptar que he fallado, y volverlo a intentar por otros caminos. Pero actuar otra vez. Mira, mucha gente inteligente tiene tendencia a analizar en exceso las situaciones, no actúa hasta tener todo lo que necesita y en consecuencia termina paralizada por la indecisión. Por favor recordemos tus ingresos corresponden al valor que tú entregas, no a las horas que trabajas.  Lo que aprendes de cada intento es lo que te acerca más a la meta, pero pocos quieren dar esa milla extra sin entender que en la milla extra no hay tráfico.

Te has pasado todo el tiempo buscando la varita mágica y todo el tiempo la has tenido en las manos.  Es el momento de encender el motor, hace rato nos bajaron la bandera, concéntrate en la vía, activa tu GPS y una feliz vida en emprendedor.
Francisco Cabanilla U. Msc.
panchocabanilla@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *